Arrestan a cura por abusar de menores en Chile

Detenido ocupó altos cargos en el Arzobispado y tomaba las declaraciones de víctimas de abusos.

EN LA MIRA. Cura chileno es investigado por abusos reiterados.

En la mira. Cura chileno es investigado por abusos reiterados. (USI)

En la mira. Cura chileno es investigado por abusos reiterados. (USI)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Un nuevo escándalo de pedofilia golpea a la Iglesia Católica chilena . La Fiscalía detuvo ayer a un sacerdote que ocupó altos cargos en el Arzobispado de Santiago, acusado de reiterados abusos sexuales de menores de edad y “estupro con circunstancias de violación”.

Se trata de Óscar Muñoz Toledo, de 56 años, quien fue detenido por la Policía por orden del fiscal Emiliano Arias, quien indaga a otros 14 sacerdotes suspendidos de la diócesis de Rancagua, por participar en una red de abusos y compra de favores sexuales.

Diarios digitales de Chile informaron que entre las víctimas de Muñoz están cinco de sus sobrinos, hijos de sus primos hermanos, y también uno de sus acólitos. Cuando ocurrieron los hechos, las víctimas tenían entre 11 y 17 años.

Los delitos de Muñoz no están prescritos, a diferencia de la mayoría de otros abusos de curas conocidos hasta ahora, por lo cual podría ser sentenciado a pena de cárcel.

El fiscal Arias afirmó que se investiga la hipótesis de encubrimiento de los abusos sexuales de Muñoz que podría involucrar a altos jerarcas de la iglesia chilena, entre ellos los dos últimos arzobispos de Santiago, Francisco Javier Errázuriz y Ricardo Ezzati.

En enero, dos semanas antes de la visita del Papa a Chile, Muñoz se autodenunció por abuso sexual, por lo cual fue relevado del cargo. Una de sus funciones en la arquidiócesis era precisamente tomar las declaraciones de las víctimas de este tipo de delitos. “Era una persona que conocía cómo se tomaba la denuncia, participaba y, en definitiva, también cometía el mismo tipo de delito”, dijo Arias.

TENGA EN CUENTA

- El cardenal chileno Ricardo Ezzati señaló que la Iglesia tiene un dolor muy grande por el sacerdote, por sus víctimas y por sus familias, y colaborará con la justicia.

- El Papa ha aceptado la renuncia de cinco obispos chilenos involucrados en escándalos de abusos sexuales.

No olvidemos a Eyvi Ágreda y Juanita Mendoza, víctimas del odio y el machismo.

Leer comentarios ( )

Ir a portada