Allamand aseguraba que no quería imponer su postulación. (EFE)
Allamand aseguraba que no quería imponer su postulación. (EFE)

El exministro de Defensa renunció hoy a competir por la candidatura presidencial de la derecha chilena, que tras esta decisión queda virtualmente en manos de la exministra de Trabajo .

"No voy a ser candidato presidencial de , no voy a participar en el proceso de búsqueda del mecanismo (de designación) de las directivas" de los partidos de la derecha, dijo Allamand en una conferencia de prensa.

El excandidato de RN, quien se postulará para el Senado, fue derrotado el 30 de junio por un estrecho margen en las elecciones primarias del oficialismo por , de la Unión Demócrata Independiente (UDI).

Allamand explicó que hubiera estado dispuesto a asumir la candidatura presidencial si su nombre hubiese generado consenso en el seno de la derecha, algo que no sucedió, como quedó de manifiesto después de que el pasado sábado la UDI proclamara a Evelyn Matthei.

El exministro reconoció que existen dificultades para que los dos partidos que integran la gobernante Alianza por Chile se pongan de acuerdo en el procedimiento para designar a un candidato único para las elecciones de noviembre próximo.

Sin embargo, los analistas consideran difícil que, tras el descarte de Allamand, Renovación Nacional pueda en estos momentos designar a alguien con posibilidades reales de arrebatarle el puesto a Matthei.

Preguntada por las expectativas que genera el abandono del excandidato de RN, Matthei dijo este martes que en ese partido hay otras personas que pueden recoger el testigo de Allamand y se mostró a favor de que la Alianza siga buscando un mecanismo para presentar un candidato de unidad.

"Él (Allamand) está en su derecho, es su decisión y yo la respeto", dijo Matthei en un acto público tras conocer la retirada del exministro de Defensa de la carrera presidencial.

"No voy a caer en triunfalismos ni arrogancias, acá somos socios y debemos trabajar de forma muy unida", recalcó.