Miles de chilenos marcharon este martes en Santiago en conmemoración del Día Internacional del Trabajador, en una jornada que culminó con graves disturbios que dejaron 30 detenidos y 10 policías heridos.

La manifestación, organizada por la (CUT) —el principal sindicato del país—, se inició en la céntrica , desde donde las manifestantes avanzaron pacíficamente por la emblemática avenida Alameda, bajo un operativo policial.

Cuando concluía la marcha, decenas de encapuchados atacaron con piedras a los efectivos, con lo que hirieron en el rostro a un agente que fue asistido por otros uniformados.

Estos sujetos colocaron barricadas, encendieron fogatas y atacaron locales comerciales y equipos de prensa que cubrían el evento.

Las protestas se repitieron en otras ciudades, como y , donde se registraron incidentes menores.