'Las chicas de postre' son jóvenes que cayeron en una red de prostitución y trata de personas. (Foto: Getty)
'Las chicas de postre' son jóvenes que cayeron en una red de prostitución y trata de personas. (Foto: Getty)

Una red de tráfico sexual de adolescentes en la provincia pobre de Mae Hong Song, al norte de , salió a la luz luego que la madre de una víctima, desde el anonimato y bajo protección del gobierno en Bangkok, explicó cómo su hija de 17 años y otras adolescentes fueron chantajeadas y forzadas a prostituirse.

Tras la denuncia, las autoridades están investigando 41 casos de una presunta red de prostitución en la provincia dirigida por los propios funcionarios y policías.

"Cuando venían grupos de altos funcionarios para participar en seminarios o en viajes de trabajo había la tradición de tratarlos bien, lo que significa darles de comer y extenderles la colchoneta, es decir proporcionarles chicas", explicó a AFP Boonyarit Nipavanit, un funcionario de distrito de la provincia de Mae Hong Son.

Cada vez que los invitados llegaban a la remota localidad, la costumbre obligaba a ofrecer un gran banquete y luego, "de postre", brindarles jóvenes mujeres que cayeron en una red de prostitución y trata de personas.

En tanto, la Policía arrestó a un agente acusado de traficar con chicas y acusó a otros ocho de acostarse con menores.

En la provincia de Nonthaburi, en el centro del país, cinco funcionarios fueron acusados también de haber pagado a adolescentes con dinero público durante una visita oficial a Mae Hong Son.

Práctica común en Tailandia

Esta práctica no se limita a una sola provincia y es común en un país donde la tradición jerárquica es muy fuerte, tanto entre los funcionarios como en el sector privado, y adular al jefe es esencial para conservar su trabajo o para hacer carrera.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS