Muchas veces, la propina que se deja en un restaurante suele ser un problema pues no hay ningún monto establecido, sin embargo la noche del último domingo, un cliente dejó 2,000 dólares en el restaurante Boka en (). Así, informó AFP.

El restaurante anunció al día siguiente -lunes-, que el cliente, quien se identificó como 'Mike', solo estuvo de visita por la ciudad, decidió ir a Boka y ser generoso por el gran trabajo que desempeñan en el establecimiento.

"El señor gastó 759 dólares, pero dejó una propina exorbitante", declaró un empleado del restaurante, quien reconoció que Mike recorrió toda la cocina para felicitar y dar una propina personalmente.

"Fue increíble que eso haya pasado inesperadamente y de manera fortuita, y que alguien muestre tanto aprecio", respondió a AFP, Jon Leopold, gerente general del establecimiento.

Es importante señalar que el restaurante Boka se describe como un sitio exclusivo que sirve comida estadounidense de temporada y tiene una , premio bastante anhelado por los mejores restaurantes a nivel mundial que asegura la buena atención al cliente.