Las protestas violentas de musulmanes se extendieron en tras la aparición del último número de la revista . Varias personas murieron y 7 iglesias fueron incendiadas este sábado, mientras que el presidente de Francia, François Hollande, reiteró su compromiso con la libertad de expresión.

Tras la tradicional oración semanal, miles de personas se manifestaron en países como Senegal, Argelia, Afganistán y Níger el viernes contra la nueva caricatura de Mahoma publicada en la portada de Charlie Hebdo.

En Níger, tras la muerte de 4 personas la víspera, se registraron hoy nuevas manifestaciones. Varios jóvenes se reunieron cerca de la Gran mezquita de Niamey bajo la consigna "Abajo Francia" y "¡Alá es grande!" (¡Dios es grande!), pese a que las autoridades prohibieron las protestas.

Unos 300 cristianos están bajo protección militar en Zinder, segunda ciudad de Níger, donde las violentas protestas contra la última caricatura de Mahoma en Charlie Hebdo dejaron la víspera 4 muertos y 45 heridos, informó una fuente de seguridad a la agencia AFP.

En su primera reacción tras las protestas en varios países musulmanes –particularmente en África– François Hollande subrayó el compromiso de Francia con la libertad de expresión, una semana después de los atentados yihadistas en París que dejaron 17 muertos.

"Francia tiene principios y valores y entre esos valores se encuentra sobre todo la libertad de expresión", dijo François Hollande.

Posteriormente, el canciller de Francia, Laurent Fabius, condenó "el recurso a la violencia" en Níger.

TAGS RELACIONADOS