El primer número de la revista satírica , que salió a la venta este miércoles por primera vez tras el atentado de la semana pasada en , va a tener una tirada de 5 millones de ejemplares, 2 millones más que los previstos, anunció su distribuidora, MLP.

Este número de Charlie Hebdo salió a la venta con el mismo espíritu que los anteriores, marcados por las caricaturas y burlas contra todo y todos.

Un remedo de Mahoma en portada, con una lágrima en su ojo izquierdo y un cartel con el que se une al lema de solidaridad mundial "Yo soy Charlie", bajo el mensaje de que "Todo está perdonado", refleja que sus autores no se han amilanado.

Este número es –según dice el redactor jefe, Gérard Biard, en su editorial– el Charlie Hebdo que siempre han hecho, en compañía de quienes siempre lo hicieron.

Cabu o Wolinski, dos de los caricaturistas asesinados en el ataque, firman de forma sucesiva muchas de las ilustraciones de este número de Charlie Hebdo, que mantiene las 16 páginas habituales.

"¿Qué futuro hay para los yihadistas? ¿Vigilante en el Carrefour?", indica una de las viñetas de Cabu, que muestra a tres terroristas armados en una oficina de empleo.

Este número de Charlie Hebdo voló de los quioscos en Francia. Los 5 millones de ejemplares serán distribuidos a razón de unos 500,000 por día hasta el 19 de enero.

"Nunca lo he comprado antes, no es exactamente de mi gusto político, pero me parece importante comprar hoy y apoyar la libertad de expresión", dijo David Sullo, en una larga cola de personas en un quiosco del centro de París.

La versión en castellano del último número de la revista Charlie Hebdo se colgará en internet el próximo 17 de enero, según dijo el escritor y dibujante Carles Romeu, encargado de la traducción.

TAGS RELACIONADOS