El ministro de Relaciones Exteriores de , Roberto Ampuero, reiteró hoy que "ni un solo centímetro de territorio chileno está en juego", a un día de que finalizaran los alegatos orales en La Haya (Países Bajos), tras una demanda marítima interpuesta por .

"No está en disputa ni la integridad territorial, ni la soberanía de Chile. Ni un solo centímetro de territorio chileno está en juego", enfatizó el canciller en declaraciones a los periodistas.

El alto tribunal de la ONU, con sede en La Haya, escuchó el último miércoles los alegatos orales de Chile en la última jornada del juicio que le enfrentó a Bolivia, país que denunció a su vecino para reclamar una negociación sobre su posible acceso soberano al mar.

El jefe de la diplomacia chilena, que este jueves se reunió con Claudio Grossman, agente chileno en La Haya, y con un grupo de excancilleres chilenos, recalcó que "nadie nos puede obligar a ceder territorio nuestro, que pertenece a nuestra soberanía".

Tras comentar que "estamos muy tranquilos, muy calmados", Ampuero explicó que se reunió con los excancilleres con el fin de analizar los últimos detalles de lo que Chile está haciendo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), "la defensa de los intereses de nuestro país ante la demanda de Bolivia".

"Todos ellos manifestaron su apoyo, su respaldo hacia lo que es la defensa de los intereses de Chile en La Haya", concluyó el ministro de Relaciones Exteriores.

La demanda boliviana persigue que la CIJ obligue a Chile a negociar de buena fe la restitución del acceso al mar que perdió en la Guerra del Pacífico (1879-1883), aunque la corte estableció en la etapa anterior del proceso que no puede predeterminar el resultado de una eventual negociación bilateral.

Chile argumentó a lo largo del juicio en esa corte que la demanda marítima de Bolivia significaría modificar la frontera entre ambos países, fijada en el Tratado de Paz de 1904.

Con información de EFE