(Reuters)
(Reuters)

Los rebeldes sirios afirmaron hoy haber derribado un cazabombardero del régimen de , pero el Ejército logró ingresar en otro barrio insurgente de , donde se libraban intensos combates.

Medios estatales dijeron que problemas técnicos habían provocado el accidente y que se estaba realizando una investigación del piloto que fue eyectado de la aeronave durante una "misión de entrenamiento regular".

Más temprano, rebeldes dijeron que habían derribado un avión en la misma zona y un opositor en la ciudad de Mohassen, en el noreste del país, publicó un video de un avión de combate explotando en llamas mientras estaba bajo ataque desde tierra.

El video no pudo ser verificado de manera independiente. El derribo de un avión de guerra sería un golpe inusual para los rebeldes poco armados frente a las fuerzas de Assad, que cuentan con mayor armamento y que han usado cada vez más su poder aéreo en los últimos meses.

En momentos en que las fuerzas de Assad también bombardeaban los alrededores de , se difundían en Internet vídeos que muestran a rebeldes sirios tirando cuerpos desde el tejado de un edificio o degollando a un hombre. Estas imágenes provocaron la indignación de ONG de derechos humanos y de militantes opositores.