Hoy se realizó la primera audiencia en Florida. (Reuters)
Hoy se realizó la primera audiencia en Florida. (Reuters)

, el vigilante voluntario de ascendencia peruana en febrero, deberá pagar una fianza de US$150,000 dólares para obtener libertad condicional, determinó este viernes una corte de Florida.

El juez Kenneth Lester impuso, además de la fianza, un sistema de monitoreo de GPS para Zimmerman, la prohibición de portar armas y no podrá comunicarse con la familia Martin ni consumir alcohol.

Tanto Zimmerman como su familia revelaron en la audiencia del viernes que cuentan con pocos fondos –sus padres son jubilados y están pagando la casa en la que viven– por lo tanto no está claro cómo el acusado conseguirá el monto para salir de la prisión en la que se encuentra desde el 11 de abril .

El abogado de Zimmerman, Mark O'Mara, solicitó al final de una audiencia de más de dos horas que se autorice a su cliente a residir fuera del estado de , pero el juez no se pronunció sobre este pedido.

En la sala de la corte se encontraba también la fiscal especial designada para este polémico caso Angela Corey y los padres de Trayvon Martin, Sybrina Fulton y Tracy Martin, junto a su abogado Benjamin Crump.

Minutos antes de sentarse en el banquillo de los acusados para ser interrogado, Zimmerman se disculpó ante los padres del joven. "Lamento la pérdida de su hijo", dijo Zimmerman, de 28 años. "Pensé que era más joven que yo", agregó el vigilante voluntario, vestido de traje y corbata pero esposado. "Yo no sabía si estaba armado o no", concluyó con semblante de tranquilidad.

La esposa del acusado, Shellie, así como sus padres, Robert y Gladys Zimmerman, prestaron su testimonio por teléfono al comienzo de la audiencia y fueron interrogados por el abogado del acusado, Mark O'Mara, y el fiscal estatal Bernardo de la Rionda.

"Nunca ha sido una persona violenta a menos que sea provocado", dijo el padre en una de sus declaraciones y aseguró que su hijo "ha sido una persona honesta toda su vida".