(Internet)
(Internet)

Los 'carritos del placer' que tenían previsto regalar 10.000 vibradores en Nueva York, y que fueron cerrados por las autoridades de dicha ciudad por carecer de los permisos pertinentes, pudieron finalmente repartir su cargamento.

La línea de artículos sexuales , que el miércoles y jueves iba a regalar dos de sus modelos, cumplió al fin su objetivo tras obtener una autorización de la Municipalidad de Nueva York, por la que pagó 3.100 dólares, informó hoy el diario .

La iniciativa fue interrumpida el primer día cuando tan solo se habían entregado unas 200 unidades, debido a que no disponían de los permisos necesarios y a las aglomeraciones que se formaron en torno a los carritos, lo que dificultaba el tránsito de las personas.

Ante la convocatoria, miles de personas, mujeres en su mayoría pero también hombres, hicieron cola ante un carrito identificado con los lemas "Atrapa aquí las vibraciones" y "Goza el momento", para obtener gratuitamente uno de estos vibradores, que tienen un precio de 30 y 40 dólares.

En dos horas se entregaron 3.600 unidades, por lo que uno de los representantes de la compañía afirmó que estaban "encantados de haber trabajado con la Municipalidad de Nueva York para conseguir que el reparto haya sido un éxito".