Tras una intensa investigación, la Policía de () capturó a una autoridad del condado de Hernando, quien era acusado de prostituir a dos bailarinas eróticas y obligarlas a mantener relaciones sexuales con él. Así, informó el medio 'El Nuevo Herald'

Nick Nicholson, de 71 años, es señalado por Valerie Surette (30) y Melinda Baker (38) como el culpable de su desgracia. Ellas alegan que el hombre aprovechó la vulnerabilidad de ambas y su adicción a las drogas para convencerlas que vayan a vivir a su casa. "Nos prostituyó", confesaron las víctimas.

"Estuve en un principio de acuerdo con la mudanza. Es cierto que trabajaba en un club nudista o 'strippers', pero era algo diferente. Aquí (casa de Nicholson) tenía que hacer cualquier cosa que él quisiera", indicó Surette.

Por su parte, la otra afectada contó que la obligó a participar en actos sexuales desagradables o dolorosos que no habían acordado en un principio. "Si no lo besaba, lo tocaba o me sentaba en su regazo se enfurecía", agregó.

Ambas recibían dinero para su terapia contra las drogas y por ser la compañía del sujeto de 71 años. Incluso Surette se mudó con su pareja, quien accedía a que su mujer pueda sostener relaciones con Nicholson.

Asimismo, el político de Florida las ofrecía a sus amigos y conocidos como prostitutas. Un residente de la zona contó "todos los días automóviles —y hasta limosinas— se detenían frente de esa casa. Se bajaban varios hombres, quienes a veces tenían sexo con las chicas en sus carros".

La Fiscalía de Florida ya tiene todas las pruebas para la denuncia formal contra Nicholson, no obstante todavía no se informa sobre la fecha de la primera audiencia donde las víctimas confrontarán al sujeto.