(AP)
(AP)

El propietario del edificio de fábricas de Bangladesh que matando a más de 370 de trabajadores textiles fue detenido hoy mientras intentaba huir a India, dijo informó la Policía de este país.

Mohammed Sohel Rana, un líder del frente juvenil del partido político gobernante Liga Awami, fue detenido en la ciudad fronteriza de .

En unas declaraciones cerca del lugar de siniestro del Rana Plaza, que acogía talleres de confección de ropa barata para minoristas occidentales, un subsecretario del gobierno local, Jahangir Kabir Nanak, dijo a los periodistas que Rana sería trasladado en helicóptero a la capital del país, Dacca.

Las autoridades situaron el último balance de víctimas mortales en 372, cuatro días después del peor accidente industrial del país.

CONTINÚAN LABORES DE RESCATECuatro personas fueron rescatadas con vida el domingo y equipos de rescate estaban trabajando frenéticamente para salvar a muchos otros atrapados bajo un montón de escombros de hormigón y metal, ya que aún siguen desaparecidas cerca de 900 personas.

"Las posibilidades de encontrar personas con vida se acaban, así que tenemos que intensificar nuestra operación de rescate para salvar cualquier atisbo de vida", dijo el mayor general Chowdhury Hassan Sohrawardi, coordinador de la operación.Alrededor de 2,500 personas han sido rescatadas del edificio derrumbado en el barrio comercial de Savar, a unos 30 km de Dacca.

Las autoridades dijeron que el complejo de ocho pisos había sido construido sobre suelo esponjoso sin los permisos adecuados, y más de 3,000 trabajadores –principalmente mujeres jóvenes– entraron el miércoles en el edificio a pesar de las advertencias de que era estructuralmente inseguro.

Informaciones de los medios locales dijeron que la madre del propietario de edificio Rana murió de un ataque al corazón el sábado por la tarde.

La ira por el desastre ha provocado días de protestas y enfrentamientos con la policía, que ha utilizado gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma para aplacar a los manifestantes, que han convocado una huelga nacional el 2 de mayo en protesta por el suceso.