(Reuters)
(Reuters)

El postulante presidencial venezolano anunció que, de ganar las elecciones, suprimirá la venta de petróleo a bajo precio a decenas de países, un programa a través del cual el mandatario ha ayudado a sus aliados políticos.

"Para tener un amigo no hace falta comprarlo. A partir del 10 de enero de 2013, no saldrá un solo barril de petróleo regalado a otros países. Mientras haya un pueblo que lo necesite, no saldrá un solo barril financiado", dijo el candidato durante la presentación de su plan petrolero en ciudad de Puerto La Cruz.

mencionó a Bielorrusia, Cuba, Jamaica, República Dominicana, Uruguay y Argentina entre los países que dejarían de recibir financiamiento por el petróleo que les provee Venezuela.

Además, indicó que abandonar el financiamiento de crudo en condiciones preferenciales permitiría a Venezuela recaudar unos 6.700 millones de dólares al año que podrían destinarse a nuevos programas sociales.