(Reuters)
(Reuters)

El líder opositor en , , pidió hoy a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia () que den una respuesta al "conflicto constitucional" que vive el país en torno a la toma de posesión prevista para el jueves del presidente , hospitalizado en Cuba.

Además, pidió a varios jefes de Estado de América Latina que no se presten a "un juego de un partido político", en referencia a la concentración convocada por el Gobierno para ese día frente al Palacio de Miraflores, a la que asistirán al menos dos mandatarios latinoamericanos, el uruguayo y el boliviano .

"Yo no sé qué están esperando los magistrados del TSJ. En Venezuela en este momento se plantea un conflicto, sin duda alguna, constitucional. Tiene que haber una respuesta de la institucionalidad frente a ese conflicto", aseguró en rueda de prensa Capriles, derrotado por Chávez en las presidenciales del pasado 7 de octubre.

El régimen sostiene que Chávez, de 58 años y en el poder desde enero de 1999, puede tomar posesión de su nuevo mandato cuando esté en condiciones de hacerlo ante el TSJ, que es un "formalismo" y que el gabinete puede seguir en funciones hasta que se realice la toma de posesión.

"Nada puede vulnerar la soberanía popular", dijo este martes el dirigente del PSUV y exvicepresidente, , en alusión a la reelección de Chávez.

Capriles, gobernador del ), recordó que el 10 de enero "termina un período constitucional y comienza uno nuevo" y que "el pueblo no votó por (el vicepresidente) ni por los ministros" sino por el presidente de la República.

"Aquí no hay una monarquía. Acá tampoco estamos en un sitema cubano" para pasar el poder "de unos a otros", declaró el líder opositor, que criticó al gobierno además por no aclarar si Chávez estará presente.