El atacante había tenido problemas anteriores con la ley. (Internet)
El atacante había tenido problemas anteriores con la ley. (Internet)

No era un capítulo de 'The Walking Dead'. El hombre que hace un par de días fue abatido por la Policía, , habría actuado bajo los efectos de una nueva droga de diseño conocida comúnmente como "sales de baño".

Según las autoridades, el "Caníbal de Miami", identificado como Rudy Eugene (31), estaba bajo los efectos del estupefaciente llamado también "Ivory Wave" o "Vanilla Sky", que produce las mismas sensaciones que la mefedrona, es decir, aceleración del ritmo cardíaco, dolor de pecho, ansiedad, alucinaciones y contracciones faciales involuntarias.

Esta droga habría llevado a Eugene, que tenía un récord de problemas con la ley desde los 16 años, a arrancar con sus dientes parte de los pómulos, la nariz y un ojo de su víctima, identificada como Ronald Poppo (65), quien ahora está en estado crítico en un hospital de la ciudad.

Además, el policía que abatió a Eugene también está en tratamiento psiquiátrico luego del traumático episodio. Según contó un testigo de los hechos, el efectivo intentó detener al caníbal disparándole en la pierna, pero Eugene solo volteó, balbuceó algo, y siguió comiéndose a su víctima. El efectivo terminó por matarlo de seis disparos.