No son imágenes sacadas de una nueva serie de 'zombies'. Se trata de que adquirió un tono naranja posapocalíptico, luego de que el humo de los del norte de llegaran a la ciudad.

Avivados por los fuertes vientos y las altas temperaturas, los incendios forestales intensos han regresado a la región a poco menos de un año después de las tormentas de fuego más letales en la historia del estado.

El humo y las cenizas de los incendios que ardían en los condados de Yolo y Lake llenaron el cielo a unos 120 kilómetros al sur, en el Área de la Bahía de San Francisco. Motivo por el que la ciudad amaneció con un sorprendente filtro naranja, informa Mashable.

A partir del domingo por la tarde, las llamas se habían extendido a un área de más de 131 kilómetros cuadrados. Al respecto, el Departamento Forestal de California y Protección contra Incendios emitió una alerta y ordenaron las evacuaciones obligatorias en Lake County, el condado de Napa y el condado de Yolo.

Por su parte, el Departamento de Manejo de Emergencias de San Francisco publicó, en su cuenta oficial de Twitter, una advertencia para los residentes de la ciudad, anunciando que la calidad del aire había cambiado a "moderada" y que los adultos mayores, niños o personas con enfermedades cardíacas o pulmonares "deberían considerar reducir esfuerzo prolongado y pesado".

El incendio, ubicado al noreste de Clearlake Oaks dentro del condado de Lake, ha quemado más de 58 kilómetros cuadrados de bosque, pero ha sido contenido en un 73%. Sin embargo, los vientos cambiantes han creado numerosas partes activas de fuego que tienen el potencial de aumentar la propagación.

TAGS RELACIONADOS