(Internet)
(Internet)

Un premio de US$103 millones de la quedará desierto si el poseedor del billete ganador no lo presenta antes de medianoche en .

Solo se sabe que el boleto perdido, que le pegó al 'gordo' junto con otro adquirido en Bélgica, se vendió el 6 de junio en el sur de Reino Unido.

Los habitantes de los pueblos de Stevenage y Hitchin –en el condado de , al sureste de Inglaterra– llevan días con una única idea en la cabeza: encontrar el boleto que se adquirió en una de dichas localidades.

Si el dueño del boleto no reclama con él su premio antes de la medianoche, los US$103 millones pasarán a las arcas de la Lotería Nacional, el organismo que regula los juegos de azar en el país, reportó la cadena BBC.

Hasta Stephen McPartland, parlamentario por Stevenage, se quejó de que el organismo responsable del premio en Reino Unido, Camelot, no ha hecho lo suficiente por encontrar al ganador.

Un portavoz de la Lotería Nacional pidió a los habitantes de ambas localidades que revisen sus billetes y que busquen en los lugares menos pensados, como la cama de la mascota, cajas de zapatos y debajo del sofá.

De no aparecer el billete premiado, este sería el pozo más grande en quedar sin dueño. El belga dueño del otro billete ya apareció.