El sultán Hassanal Bolkiah de Brunéi pidió que se fortalecieran las enseñanzas islámicas y las penas para los que las incumplen, lo que ha causado la condena mundial. (Foto AFP)
El sultán Hassanal Bolkiah de Brunéi pidió que se fortalecieran las enseñanzas islámicas y las penas para los que las incumplen, lo que ha causado la condena mundial. (Foto AFP)

Luego que islámicas en , el pasado mes de abril, las que establecían que el sexo homosexual y el adulterio se castigaba con lapidaciones; el gobierno retrocedió hoy y dejó sin efecto esta normativa tras la presión internacional que ha venido recibiendo desde distintos países e instituciones, grupos de derechos humanos y celebridades.

Según el nuevo Código Penal, había quedado determinado que quien sea hallado culpable de mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo podría ser lapidado o recibir latigazos. Los adúlteros se arriesgan a una muerte por el mismo método, mientras que los condenados por robo sufrirían la amputación de la mano derecha en su primer delito y de pie izquierdo en caso de reincidir. 

La ley también incluía la pena capital por blasfemia, difamar el nombre del profeta Mahoma y la apostasía; y la flagelación por aborto, entre otras.

Incluso antes de 2014, la homosexualidad estaba castigada con penas de cárcel de hasta 10 años. La primera fase de la sharía incluía sanciones económicas o de cárcel para ofensas como un embarazo fuera del matrimonio o no acudir a rezar los viernes.

Apenas se dio a conocerla nueva ley en Brunei el mes pasado, celebridades como George Clooney, Elton John y Ellen DeGeneres mostraron su oposición y pidieron boicotear nueve hoteles en Estados Unidos y Europa vinculados a Hassanal, que sigue siendo el sultán del reino.

TAGS RELACIONADOS