(Reuters)
(Reuters)

Los habitantes de las comenzaron a votar este domingo en el que se anticipa reafirmarán su voluntad de seguir siendo un territorio bajo administración británica, aunque Argentina calificó de antemano la consulta de "irrelevante".

En una iniciativa promovida por los residentes del archipiélago, 1,672 votantes están convocados para decir si desean seguir siendo un territorio ultramarino de Gran Bretaña. La consulta se lleva a cabo el domingo y el lunes de las 13:00 GMT a 21:00 GMT.

El 80% de los 2,563 residentes del archipiélago vive en la capital . Pero para que todos voten, habrá colegios electorales abiertos en pequeños pueblos remotos y urnas móviles.

"Nos engañaríamos si pensáramos que va a cambiar (de posición) de la noche a la mañana, pero esperamos mandar un mensaje fuerte a ellos y a los demás", dijo a la AFP Jan Cheek, miembro de la Asamblea Legislativa de las Malvinas, que los británicos llaman Falklands.

El sábado, la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, afirmó que ese proceso no tiene validez.

"No tiene efecto alguno desde el punto de vista del derecho internacional. Un referéndum entre los habitantes británicos de las islas en nada altera la esencia de la cuestión Malvinas. Su previsible resultado no pone fin a la disputa ni a los argentinos", declaró Castro desde Londres al diario digital Infobae.

El referéndum se produce cuando el gobierno de lleva adelante una vasta ofensiva internacional para que el Reino Unido acepte entablar negociaciones diplomáticas por la disputa de soberanía en Malvinas, escenario de una guerra de 74 días en 1982, que dejó 649 argentinos y 255 británicos muertos.

También esperan poder para obtener reconocimiento internacional.

Ahora, con la consulta, los isleños esperan un Sí contundente, con una alta tasa de participación, para responder al Gobierno de Buenos Aires.

Según otro sondeo de ComRes para , difundido ayer, el 77% de los británicos estima que los malvinenses deberían decidir por sí solos el futuro de las islas. El 60% estima que el Reino Unido no debe descartar opciones militares.

Sukey Cameron, representante del gobierno del archipiélago en Londres, cuenta con que Buenos Aires desconocerá el resultado, pero espera que éste "al menos, a nivel internacional, traerá a los isleños al frente".