Brexit: Reino Unido participará de un referéndum con más de 40 años de espera. (AFP)
Brexit: Reino Unido participará de un referéndum con más de 40 años de espera. (AFP)

Los ciudadanos de Reino Unido decidirán este jueves en las urnas su permanencia en la Unión Europea (UE). El proceso conocido como Brexit –término obtenido por la combinación de las dos primeras letras de Bretaña y 'exit' (salida en inglés)– ha dividido al país.

Reino Unido forma parte de esta alianza desde 1973, cuando se integró a la Comunidad Económica Europea con miras a obtener beneficios mercantiles en la región. Dos años después, los británicos celebraron un referéndum para decidir si continuarían en el bloque. En ese entonces, el 65% de la población votó a favor.

Décadas después, y tras diversos cuestionamientos que se remontan al mandato de Margaret Thatcher (1979-1990), grupos en contra de la permanencia en la UE lograron imponer el tema en la agenda de debate. Así, en el marco de las elecciones generales del 2015, David Cameron, el actual primer ministro, prometió que, si ganaba, se celebraría la esperada consulta popular.

La medida se dio como respuesta a pedido de miembros del Partido Conservador de Cameron y del Partido Independiente de Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), quienes criticaron que la permanencia de Gran Bretaña en la UE no había sido discutida desde 1975 y que, desde entonces, el bloque ha cambiado y "tomado mayor control en la vida de los ciudadanos".

EN CONTRA Y A FAVORLa campaña a favor del Brexit es liderada por altos miembros del Partido Conservador como Boris Johnson, ex alcalde de Londres, quien, con argumentos nacionalistas y discursos en contra de la llegada de migrantes, ubicó la salida del bloque en el primer lugar de los sondeos por varias semanas.

Este sector argumenta que la UE impone regulaciones que perjudican a los negocios. Asimismo, busca recuperar la soberanía en Gran Bretaña para así retomar el control de sus fronteras y reducir la llegada de migrantes ilegales.

Esta campaña ha recibido el apoyo de Marine Le Pen, lideresa del partido francés de extrema derecha Frente Nacional, y otros grupos nacionalistas de Alemania y Holanda.

Por el lado proeuropeo, se encuentran Cameron y otros partidos políticos, como el Laborista. Ellos consideran que mantenerse como miembros de la UE les otorga grandes facilidades para el comercio entre países y que el arribo de migrantes impulsa el crecimiento económico y a pagar servicios públicos. Advierten, de la misma manera, que si gana el Brexit, se afectaría gravemente la economía del país y se perderían miles de empleos.

Diversas figuras apoyan la permanencia. Entre ellos se encuentran el presidente de EE.UU., Barack Obama; la canciller de Alemania, Angela Merkel; y miembros de la comunidad científica, como Peter Higgs y Stephen Hawking. En tanto, la comunidad internacional debe estar atenta a los resultados, pues tendrán efectos que deben ser tomados en cuenta por todos.

TENGA EN CUENTA

  • A inicios de este año, Cameron logró acuerdos con líderes de la UE para cambiar los términos de la membresía de Reino Unido en temas de migrantes, mantenerse en el uso de la libra como moneda, protección a servicios financieros de regulación de la UE, entre otros.
  • Una encuesta publicada por la agencia Survation señala que, tras el asesinato a sangre fría de la parlamentaria Jo Cox a manos de un hombre a favor del Brexit, el 45% de los británicos señala estar a favor de permanecer en la UE mientras que el 44% está a favor de salir del bloque.

TAGS RELACIONADOS