El jueves 23 de junio se llevó a cabo el , un referéndum mediante el cual los ciudadanos británicos decidieron que el ya no sea parte de la , decisión la reacción de los principales líderes mundiales, quienes se pronunciaron al respecto.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que la relación de Estados Unidos con Reino Unido y la Unión Europea perdurará pese a la decisión de los británicos de abandonar el bloque regional tras el histórico referendo.

"El pueblo del Reino Unido se ha pronunciado y nosotros respetamos su decisión", señaló Obama en un comunicado. "El Reino Unido y la Unión Europea seguirán siendo socios indispensables de Estados Unidos, aún cuando ellos ahora comenzarán a negociar su propia relación", agregó.

Por su parte, Francois Hollande, presidente de Francia, advirtió sobre el riesgo de "los extremismos y populismos"" tras conocerse el resultado de la consulta británica.

"El peligro es inmenso ante los extremismos y los populismos. Siempre hace falta menos tiempo para deshacer que para hacer, para destruir que para construir. Francia, país fundador de Europa, no lo aceptará", manifestó en una declaración institucional tras reunirse con varios ministros en el Palacio del Elíseo.

Asimismo, alertó de que el éxito de la salida británica del club comunitario "pone gravemente a prueba a la Unión Europea, que debe mostrar en estas circunstancias su solidez y su fuerza, aportando las respuestas necesarias para controlar los riesgos económicos y financieros de su salida".

Marine Le Pen, líder del partido euroescéptico y ultraderechista Frente Nacional (FN) de Francia, celebró el resultado del Brexit. "¡Victoria de la libertad! Tal y como pido desde hace años, hace falta ahora el mismo referendo en Francia y en los países de la Unión Europea", escribió en su cuenta en Twitter.

"El Reino Unido ha iniciado un movimiento que no se detendrá", aseguró en una declaración a la prensa la diputada del Parlamento Europeo que se mostró convencida de que "se ha puesto en marcha el movimiento para el fin de la Unión Europea como la conocemos".

En tanto, Mariano Rajoy, presidente de España, expresó la "tristeza" del gobierno por la decisión de los votantes británicos de abandonar la Unión Europea, y añadió que el resultado debe "hacer reflexionar a todos los Estados miembros".

"El gobierno español toma nota con tristeza el resultado favorable a que el Reino Unido abandone la *Unión Europea (…) La primera consideración sobre esta decisión que quiero transmitir es serenidad y tranquilidad", indicó en un pronunciamiento oficial.

La canciller alemana Angela Merkel también se pronunció sobre los resultados del Brexit y consideró que la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea es muy lamentable y marca un momento decisivo para la integración de Europa.

"Tenemos que reconocer la decisión de la mayoría de los británicos con profundo pesar hoy", dijo. "No vale la pena andar con rodeos: hoy es un momento decisivo para Europa y el proceso de unificación europea", agregó y dijo que ha invitado a los líderes de Francia, Italia y al presidente del Consejo Europeo a Berlín para discutir —el lunes— las formas de garantizar la unidad de la Unión Europea tras la decisión de Reino Unido de salir del bloque.

Vladimir Putin, presidente de Rusia, se referió a la victoria del Brexit e indicó que le pareció un resultado "lógico". "Me parece comprensible lo que sucedió, primero, porque nadie quiere alimentar ni subsidiar a economías más pobres, mantener otros estados y financiar otras naciones", dijo.

Asimismo, negó que Rusia haya interferido o tratado de influir en el proceso. "Nunca nos hemos entrometido, nunca nos hemos expresado respecto a esto. Nos hemos comportado, creo yo, de forma muy correcta y desde luego hemos seguido atentamente lo que pasaba, pero no hemos tratado de influir de ninguna manera", aseveró.

Por último, el papa Francisco llamó hoy a garantizar "el bien y la convivencia de todo el continente europeo" después de que los ciudadanos británicos optaron por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, gracias el Brexit

"He sabido el resultado final aquí, en el avión, porque cuando salí de casa aún no era definitivo. Ha sido la voluntad expresa del pueblo", señaló el pontífice a los periodistas que le acompañaron en el vuelo que lo llevó este viernes a Armenia.

"Eso nos pide a todos nosotros una gran responsabilidad para garantizar el bien del pueblo de Reino Unido y también el bien y la convivencia de todo el continente europeo. Así lo espero", agregó.