(Reuters)
(Reuters)

defendió hoy en su declaración final su cordura y responsabilidad penal, y resaltó que solo dos expertos han encontrado síntomas de que pueda tener un transtorno psicológico.

"De los que me han examinado, en total 37 personas altamente calificadas, de esas 37 personas, 35 no han encontrado ningún síntoma. Es evidente a qué se le debe dar más peso", señaló Breivik.

LANZA AMENAZASAdemás, calificó los atentados de "barbarie", pero los justificó como una respuesta a la política del Partido Laborista, al que acusa de intentar "destruir" al pueblo noruego con su modelo multicultural. Incluso, advirtió que podría haber más muertes.

"Mis hermanos en los movimientos de resistencia noruego y europeo están sentados siguiendo este caso mientras planean nuevos ataques. Pueden ser responsables de que 40,000 personas mueran", señaló amenazante.

La defensa del acusado había pedido en la jornada final del juicio por los atentados en , en los que , que se condene a Breivik a la pena de cárcel más leve posible.

El abogado principal del ultraderechista, Geir Lippestad, se opuso a de que su defendido sea ingresado en un hospital psiquiátrico, ya que este no actuó en estado psicótico y es penalmente responsable según las leyes noruegas, por lo que debería recibir una pena de cárcel.

Hoy terminó el juicio a Breivik. El tribunal de Oslo hará pública la sentencia el 20 de julio.