La alcaldía de Curitiba solicitó a la Justicia Federal de Brasil que el ex presidente brasileño, , sea trasladado de la sede de la Policía Federal a otro lugar que sea "seguro y adecuado a las circunstancias del caso".

Según fuentes oficiales, el pedido se basaría en las manifestaciones a favor y en contra de 'Lula' en las calles aledañas al barrio Santa Candida, área en donde se encuentra encarcelado. 

'Lula', que cumple una condena de 12 años y 1 mes de cárcel por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, está recluido en una celda de 15 metros cuadrados que fue acoplada en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, en el estado de Paraná. 

De acuerdo a la Fiscalía General de Curitiba, la solicitud se hizo debido a la "exaltación de los ánimos" y de los constantes reclamos de los habitantes de la región, por lo que la municipalidad decidió pedir la transferencia de 'Lula' a "un lugar seguro y adecuado a las circunstancias del caso, restableciendo el orden, el derecho de ir y venir y seguridad de la población". 

La Alcaldía "ya tomó todas las medidas que estaban a su alcance", incluso con el pedido para preservar el entorno de la sede de la Policía a través de la prohibición del montaje de estructuras en plazas y calles de la ciudad, según el comunicado.

Además se precisó que no se ha podido restablecer el servicio de iluminación pública en algunos puntos del barrio Santa Cándida, área ocupada por manifestantes, dada la imposibilidad de acceso de los vehículos que hacen el mantenimiento.

Simpatizantes del ex presidente exigen su liberación (Efe).
Simpatizantes del ex presidente exigen su liberación (Efe).

"En la zona hay cerca de 500 personas acampadas permanentemente, número que llega a 1,000 en determinadas horas del día", precisa el comunicado. 

Este pedido se suma al de varios comisarios de la Policía Federal que han solicitado la "transferencia inmediata" de 'Lula' da Silva a una unidad de las Fuerzas Armadas por cuestiones de seguridad. 

"Hay comprobados riesgos a la población que reside en torno al edificio de la Policía Federal, a los agentes federales y al resto de los integrantes del sistema de Seguridad Pública que viven en las inmediaciones" del recinto en razón de la "invasión" de seguidores de Lula, señalaron.