Brasil: Confirman que Eduardo Cunha, presidente de Diputados, recibió sobornos para beneficiar a Petrobras. (Fuero)
Brasil: Confirman que Eduardo Cunha, presidente de Diputados, recibió sobornos para beneficiar a Petrobras. (Fuero)

Este martes un nuevo testigo que colabora con la Justicia de confirmó — ante el Consejo de Ética de la Cámara baja — que el presidente de los Diputados, Eduardo Cunha, recibió sobornos para intermediar contratos amañados con la petrolera estatal Petrobras.

La denuncia contra Cunha fue hecha el año pasado por el fiscal general Rodrigo Janot, quien dijo que el diputado solicitó dinero para facilitar un negocio de dos navíos sonda del astillero Samsung Heavy Industries para Petrobras.

Esto habría ocurrido entre junio del 2006 y octubre del 2012. Además, el valor de ambas operaciones fue de US$1,202 millones, según la Fiscalía.

Ahora hay un nuevo testimonio, rendido por el cabildero Fernando Soares, que está preso por su responsabilidad en el gigantesco escándalo de corrupción de la petrolera y quien aceptó colaborar con la justicia y delatar a sus cómplices a cambio de la reducción de su condena.

Por eso a Soares no le tembló la voz cuando dijo que le entregó a Cunha 4 millones de dólares en diferentes encuentros entre 2011 y 2012 como parte de sobornos por un contrato amañado en Petrobras.

Además dijo que se reunió al menos diez veces con el presidente de la Cámara de Diputados tanto en su despacho en el Congreso en Brasilia como en su residencia en Río de Janeiro.

"Tuvimos una reunión el 18 de septiembre de 2011 con Julio Camargo (propietario de la empresa beneficiada) y Cunha para tratar directamente de los valores y acordamos que se le pagaría 5 millones de dólares, de los que le entregué personalmente 4 millones", afirmó ante los miembros del Consejo de Ética.

Según la Fiscalía, Soares era el encargado de pagar sobornos de desvíos en Petrobras a dirigentes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza política del país y a la que pertenecen Cunha y el vicepresidente brasileño, Michel Temer.

El testigo es también el cuarto delator que ha confirmado el pago de los sobornos al presidente de los Diputados y el tercero que lo hace ante el Consejo de Ética.

El relato agrava aún más la situación de Cunha y se produce un día después de que la Corte Suprema autorizara la apertura de dos nuevas investigaciones en su contra, con lo que llega a cinco el número de procesos que enfrenta en la máxima corte, todos relacionados con desvíos en Petrobras.

Pese a que el congresista lo niega, la justicia de Suiza, que colabora con tribunales brasileños, ya confirmó que Cunha posee cuentas en ese país.

DATOS

  • Como presidente de los Diputados, Cunha es el segundo en la línea de sucesión de la Presidencia de Brasil y fue el encargado de iniciar los trámites para el juicio político con fines destituyentes que el Congreso estudia abrirle a la jefa de Estado Dilma Rousseff.
  • El primero en la línea de sucesión es Temer, quien también puede ser sometido a un proceso similar al de Rousseff, por lo que, en caso de que ambos sean despojados de sus mandatos, Cunha asumiría la jefatura del Estado.

TAGS RELACIONADOS