Sigue actualizado en nuestra APP

Brasil: Huelga pública se radicalizará

Trabajadores acamparán la próxima semana en explanada de los ministerios para presionar al gobierno de Dilma Rousseff por un aumento de sueldo.

Calculan que 350,000 empleados están en huelga. (Internet)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

La huelga de empleados públicos en Brasil, que afecta al comercio y actividad de puertos y aeropuertos, se intensificará la próxima semana para presionar al gobierno por un ajuste de salarios.

"La huelga se intensificará. Los trabajadores se movilizarán y acamparán en la explanada de los ministerios para buscar una definición a este problema", dijo a la AFP Ricardo de Holanda, portavoz del Sindicato Nacional de las Agencias Nacionales de Regulación (Sinagencias).

Los funcionarios de más de 20 ministerios y organismos federales, incluida la Policía Federal, paralizaron sus actividades de forma gradual para exigir un aumento y homologación salarial que varía dependiendo el sector. En el caso de los profesores universitarios la huelga completa casi tres meses.

El gobierno de Dilma Rousseff ofreció incrementos que están por debajo de la expectativa de los sindicatos alegando el impacto de la crisis económica, y acudió a la justicia para exigir el regreso de los empleados a sus puestos de trabajo o a reemplazar a algunos de ellos con funcionarios municipales.

La protesta cobró fuerza con la adhesión de controladores aduaneros y de la Policía Federal, causando retrasos en los trámites de importación, expedición de pasaportes y actividad en general de puertos y aeropuertos.

Al tiempo que incrementarán sus medidas de protesta, los sindicatos sostendrán una nueva ronda de diálogo con el gobierno en los próximos días.

"La semana que viene es decisiva para el futuro de la huelga. Los empleados quieren volver al trabajo y sólo esperan que el gobierno realice una propuesta satisfactoria", señaló Sinangencias.

Unos 580,000 empleados forman parte del servicio público federal (Poder Ejecutivo), según el Ministerio de Planeación.

Los sindicatos calculan que cerca de 350,000 empleados están en huelga, aunque el gobierno estima una cifra mucho menor.

Ir a portada