Serán desplegados unos 6,250 policías en Brasilia. (AP)
Serán desplegados unos 6,250 policías en Brasilia. (AP)

celebrará mañana el Día de la Independencia en medio de nuevas protestas convocadas en casi todo el país y sobre todo en , donde la presidenta encabezará un desfile que puede ser un termómetro del malestar.

Para el tradicional desfile cívico militar con que se conmemora cada año la independencia de Portugal, las autoridades de Brasilia han dicho que esperan un público de unas 100,000 personas, pero en la internet otras 50,000 aseguran que participarán en protestas convocadas por diversos movimientos sociales.

Solo uno de los varios grupos que convocan las protestas, que se identifica en las redes sociales como "Manifestación Brasilia", hoy garantizaba la presencia de 45,275 personas.

"Estamos cansados del (de fútbol) más caro de la historia, de los políticos, de los intereses más altos del mundo, de profesores con salarios miserables, de obras públicas que nunca terminan, de la prensa comprada y manipulada", dice ese grupo en una larga enumeración de los motivos con que justifica las protestas.

Frente a esas convocatorias, el (PT), al que pertenece Rousseff, ha instado a su militancia a "salir a las calles en este 7 de septiembre para defender las banderas de la democracia y la justicia social" y dar un "claro respaldo" a la jefa de Estado.

La Secretaría de Seguridad de la capital anunció que, a fin de garantizar el orden durante el desfile, serán desplegados unos 6,250 policías y que tropas de las tres Fuerzas Armadas, en un número no precisado, estarán listas para intervenir si fuera necesario.

El secretario de Seguridad de Brasilia, Sandro Avelar, ha dicho que "el servicio de inteligencia intentará identificar si en las eventuales protestas se infiltrarán grupos violentos", a fin de minimizar la posibilidad de enfrentamientos.

También declaró que existen informaciones de que algunos grupos violentos que se han mantenido en las calles de y desde junio pasado pretenden participar en las manifestaciones convocadas para Brasilia y advirtió de que las autoridades actuarán con "todo el rigor necesario".