Una avioneta privada se desplomó hoy sobre un gimnasio y dos hogares en una zona residencial de la ciudad de Santos, en el litoral del estado de Sao Paulo ().

En la nave viajaba el candidato a la presidencia de Brasil por el Partido Socialista (PSB), Eduardo Campos, quien falleció en la tragedia. La candidata a vicepresidencia y su compañera de fórmula, Marina Silva, no estaba a bordo de la aeronave.

"Hay víctimas mortales pero no tenemos un número todavía confirmado" porque hay un incendio en curso, dijo a la AFP una portavoz de la Policía estatal de .

En un primer momento se informó que el accidente fue protagonizado por un helicóptero, pero luego la Fuerza Aérea brasileña aclaró que fue en realidad una avioneta particular Cessna 560XL, con el prefijo PR-AFA, la que cayó en Santos.

Los bomberos de Santos, a 75 km de la ciudad de Sao Paulo (sureste), dan cuenta de al menos 10 heridos, según el portal de noticias G1.

La aeronave había despegado del aeropuerto de Santos Dumont, en , con destino al aeropuerto de Guarujá (litoral de Sao Paulo), precisó en un comunicado Pedro Luís Farcic, jefe del centro de comunicación de la Aeronáutica brasileña.

"Cuando se preparaba para aterrizar, el avión cayó debido al mal tiempo. Enseguida, el control de tráfico aéreo perdió contacto con la aeronave", explicó.

La televisión difundió imágenes de la aeronave destrozada en medio de escombros y llamas. "Estaba trabajando en el restaurante y hubo un estruendo muy fuerte, como nunca escuché antes. Todos los vidrios del frente se quebraron", dijo Thiago Fernande a la televisión Globo News.

Por su parte, la presidenta lamentó la muerte del Campos y decretó luto por 3 días. Tanto ella como el candidato del Partido de la Social Democracia, Aécio Neves, cancelaron todos sus compromisos.