(AP)
(AP)

La Policía de Brasil detuvo hoy a uno de los propietarios de la discoteca Kiss, donde murieron 231 personas en en la ciudad de Santa María, en el estado de , así como a dos integrantes del grupo musical que lanzó fuegos artificiales.

"Hubo tres detenciones temporales", dijo a la agencia AFP la policía Michele Vimmermann, precisando que correspondían a un dueño del local, un músico y otro integrante del grupo Gurizada Fandangueira, que encendió una bengala duranta su presentación y desencadenó la tragedia. Otro dueño de la discoteca tiene orden de arresto, agregó.

El ministro brasileño de Salud, Alexandre Padilha, precisó esta mañana que aún hay 79 heridos hospitalizados en cuidados intensivos de un total de 112 lesionados por el siniestro.

Casi el 80% de los internados graves son pacientes que sufrieron una intoxicación al inhalar el humo del incendio. Padilha indicó que en las últimas horas no hubo ninguna muerte entre los internados, pero que los próximos días serán "críticos" para los enfermos.

Las autoridades de Salud Pública de Uruguay ofrecieron hoy a sus pares de Brasil la posibilidad de **enviar piel y membrana amniótica para ayudar al tratamiento de los heridos.

La posibilidad está siendo coordinada desde el Instituto de Órganos y Trasplantes de Uruguay, una institución pública que brinda atención integral en materia de trasplantes de tejidos, órganos y medicina regenerativa.