Autoridades informaron que hay 35 heridos muy graves. (AP)
Autoridades informaron que hay 35 heridos muy graves. (AP)

Una pelea entre presos de una cárcel del departamento de , en el este de , dejó 30 muertos, entre ellos un niño que vivía en la prisión, y decenas de heridos de gravedad.

"Como resultado de este hecho tenemos 30 personas que han fallecido, 29 mayores y un menor de aproximadamente un año y medio. Veintinueve han fallecido en el lugar de los hechos y una persona en centro de salud", dijo el ministro del Interior, Carlos Romero en conferencia de prensa.

Poco antes, Ramiro Llanos, director de Régimen Penitenciario de Bolivia, dijo a que "del total de hospitalizados, hay 35 con heridas muy graves".

Una disputa de poder al interior del centro penitenciario Palmasola, que alberga a unos 5.000 detenidos, desató la reyerta, que concluyó con el incendio de un sector de la prisión. Varios cadáveres retirados de la cárcel estaban calcinados.

"El móvil de esta situación tiene que ver con disputas internas por el control de espacios dentro del penal", confirmó Romero.

Tras la violenta incursión de un grupo de reos armados con machetes y cuchillos a un sector del penal se generó un incendio de grandes dimensiones debido a la explosión de bombonas de gas en un área de máxima seguridad conocida como 'Chonchocorito'.

Romero precisó que los reos que provocaron la agresión son "delincuentes de alta peligrosidad". Indicó que se investiga si se emplearon armas de fuego, porque en el lugar de los hechos se encontraron algunos casquillos.

La Policía presentó a cinco personas que serían los principales responsables de lo ocurrido.

Romero informó que hay 50 reclusos vinculados a la trifulca que ya están en aislamiento y señaló que se dispuso minuciosas requisas en todos los penales del país.