(Reuters)
(Reuters)

Diversos sectores de , la región natal del presidente boliviano , iniciaron hoy un paro de dos días en rechazo al cambio de nombre del aeropuerto local por el del mandatario.

La movilización fue convocada por sindicatos, organizaciones vecinales e instituciones de la ciudad de Oruro.

El comercio, los bancos, mercados y escuelas cerraron sus puertas. Los hospitales solo atendían emergencias y no había transporte público. La gobernación era de las pocas oficinas que trabajaba con normalidad.

"Es la segunda protesta esta vez más dura, en contra de una decisión que no fue consultada a la ciudad", dijo la presidenta del Comité Cívico de Oruro, Sonia Saavedra.

El Legislativo regional dominado por el oficialismo con el visto bueno del gobernador Santos Tito, también oficialista, aprobó a principios de mes el cambio de nombre del aeropuerto Juan Mendoza a Evo Morales.

"Es una actitud servil de los asambleístas que quieren borrar la historia de Oruro. Juan Mendoza fue el primer piloto boliviano nacido en esta tierra", dijo Saavedra. "Nosotros respetamos el nombre del Presidente pero la Asamblea Legislativa no consultó para el cambio", agregó.

Los organizadores de la protesta convocaron a* marchas callejeras para el próximo jueves*.

El aeropuerto tenía una pista de aterrizaje de 1,800 metros poco utilizada. El Gobierno financió la ampliación a 4,000 metros y la construcción de una terminal aérea, cuyas obras fueron entregadas por Morales a principios de mes.