Controlan entre 25 y 30 cuarteles pese a conversaciones.  (Reuters)
Controlan entre 25 y 30 cuarteles pese a conversaciones. (Reuters)

Una delegación policial reanudó hoy las negociaciones con tres ministros sobre las condiciones para levantar que en seis días abarcaba ya a los nueve departamentos de Bolivia.

"Los policías retornaron a la mesa del diálogo" pasadas 10:30 hora local luego de un corto receso en las negociaciones* "con respuestas a una nueva propuesta del Gobierno"* para zanjar el conflicto, informó la agencia AFP citando a una fuente cercana a las negociaciones.

El contenido de la nueva propuesta oficial se desconoce por ahora, pero el mismo ya se debatió en una primera ronda de negociaciones desde la medianoche del lunes hasta la madrugada de hoy, cuando ambas partes declararon un receso en las negociaciones.

La base del diálogo gira en torno al pedido de un salario básico de 2,000 bolivianos (US$287), abrogación de un régimen disciplinario de la policía, jubilación con el 100% del último salario, creación de una defensoría policial y garantías para que los policías amotinados no sufran represalias.

La reunión fue instalada luego que el ministro de Interior, Carlos Romero, anunció la reanudación del diálogo para frenar una "escalada de violencia". Pese a las actuales conversaciones, los policías amotinados mantenían bajo su poder entre 25 y 30 cuarteles y comandancias regionales en Bolivia.