(Reuters)
(Reuters)

El gobierno boliviano de Evo Morales anunció hoy que tomó control de un yacimiento de plata e indio explotado desde 2007 por una filial local de la canadiense , y negó que esa compañía haya suscripto un contrato de concesión con el estado boliviano.

El ministro de Minería, Mario Virreira, anunció en rueda de prensa el decreto que faculta al Estado a "encarar de aquí para adelante las actividades de prospección y exploración y planificar una explotación racional moderna, con tecnología también de punta", el yacimiento ubicado en el suroeste del país.

El gobierno boliviano negó haber firmado un acuerdo con la compañía canadiense por la explotación del yacimiento minero concedido a su filial Mallku Khota, cuya concesión revirtió este jueves por decreto.

"Corresponde aclarar que Bolivia, como Estado, no tiene ningún contrato directo con la South American Silver. No existen registros que demuestren un vínculo", dijo Virreira en la rueda de prensa celebrada en la Casa de Gobierno.

South American Silver había expresado días atrás su "extrema decepción" ante una posible decisión del gobierno de Bolivia de nacionalizar la explotación de esta mina y anunció que en tal caso asumiría medidas legales y diplomáticas.