(AP)
(AP)

El exmandatario estadounidense hizo una defensa entusiasta del manejo del actual presidente y candidato a la reelección, , de la debilitada economía estadounidense y lanzó un ataque detallado contra el republicano Mitt Romney, en un discurso que electrizó ayer a la Convención Nacional Demócrata en Estados Unidos.

Campechano, extendido en los detalles y demostrando que sigue siendo un brillante orador casi 12 años después de dejar el cargo, Clinton hizo una defensa más convincente de las acciones de Obama como presidente de la que quizá el actual residente de la Casa Blanca ha ofrecido.

El exmandatario aseguró que Obama no debe ser culpado por la mala economía que heredó en el 2009 y sostuvo que ha establecido las bases para un crecimiento fuerte, si los votantes le dan más tiempo y lo reeligen el 6 de noviembre.

"Escúchenme ahora", dijo Clinton. "Ningún presidente –ni yo, ni ninguno de mis predecesores– podría haber reparado completamente todo el daño que encontró en sólo cuatro años", sostuvo.

Saliendo frecuentemente de su discurso preparado, Clinton exhibió a Obama como un hombre razonable al que el Partido Republicano le impidió crear más puestos de trabajo y reducir el déficit presupuestario.

"En Tampa, el argumento republicano contra la reelección del presidente (Obama) fue muy sencilla: le dejamos un desastre total y todavía no ha acabado de limpiarlo, así que echémoslo y volvamos a ocupar el puesto", dijo Clinton.

Finalmente, abordó un pregunta que inicialmente dejó desconcertados a los asesores de Obama cuando los republicanos la hicieron el fin de semana pasado: ¿los estadounidenses están mejor que hace cuatro años?

"La respuesta es sí", dijo Clinton. "Pero demasiadas personas aún no lo están percibiendo", agregó.