De Blasio junto a su familia. (AFP)
De Blasio junto a su familia. (AFP)

El demócrata de izquierda Bill de Blasio fue electo el martes como nuevo alcalde de Nueva York y sucederá al multimillonario , en el cargo desde hace 12 años, indicaron los medios estadounidenses.

De Blasio se impuso por amplio margen a su rival republicano Joe Lhota, según las proyecciones de CNN y New York Times a partir de sondeos a boca de urna.

"Gracias a la ciudad de Nueva York", tuiteó su equipo de campaña poco despues del cierre de los comicios.

SU FAMILIA Y SUS PROPUESTASCasado con una afroamericana exlesbiana y poeta seis años mayor que él y padre de dos hijos adolescentes –Chiara y Dante, quien luce un gran peinado afro–, De Blasio se presentó como un "progresista", padre de una familia moderna y en las antípodas del actual alcalde.

De Blasio ha convertido a las desigualdades en su gran caballito de batalla. Si bien es una de las ciudades con más multimillonarios en el mundo, el 21% de la población de vive bajo el umbral de la pobreza.

"Creo que la gente de esta ciudad sabe que muchos neoyorquinos luchan para tratar de llegar a fin de mes. Necesitamos hacer un cambio progresista muy serio y alejarnos de las políticas de la era Bloomberg", dijo el candidato demócrata tras votar en el barrio de Park Slope, en Brooklyn, acompañado de su familia.

Entre las propuestas de De Blasio se encontraba la de aumentar los impuestos a los neoyorquinos ricos para financiar el jardín de infantes a partir de los 4 años, la construcción de 200,000 viviendas sociales y el mantenimiento de los hospitales barriales.

Para los 2,3 millones de hispanos que viven en Nueva York, la llegada de De Blasio a la alcaldía debería ser beneficiosa, ya que se trata de un político con sensibilidad por América Latina, que habla español y conoce la región.

De Blasio fue de joven un admirador de la revolución lanzada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional () nicaragüense que en 1979 derrocó al régimen dictatorial de .

Para sus críticos, los momentos más polémicos de su vida tuvieron lugar en 1988, cuando visitó Nicaragua para entregar ayuda de una organización izquierdista estadounidense.

En aquella época, De Blasio tenía 26 años y el Gobierno sandinista afrontaba a la guerrilla de la "contra", que estaba apoyada de forma ilegal por la administración del entonces presidente de EEUU, el republicano .

Tras volver de ese país, siguió respaldando a los sandinistas colaborando con un grupo llamado Red de Solidaridad con Nicaragua, aunque luego se fue desvinculando progresivamente, según ha dicho porque estaba desencantado por cómo el Gobierno sandinista trataba a la oposición y la prensa.

Además, De Blasio pasó parte de su luna de miel en Cuba, en violación de la prohibición de viajar al país caribeño que entonces existía en Estados Unidos.

El candidato demócrata, de origen italiano por el lado materno y cuyo padre –de ascendencia alemana– se suicidó, ha sido concejal municipal de Brooklyn (2002-2009) y exdirector de campaña de Hillary Clinton para el Senado en 2000.