(Reuters)
(Reuters)

En su primera noche como papa emérito, durmió "muy bien", dijo hoy el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, quien conversó por teléfono con su secretario Georg Gänswein, quien le acompañó a Castel Gandolfo.

Joseph Ratzinger, de 85 años, ha sido el primer papa de la edad moderna que renuncia a seguir ejerciendo el magisterio. Durante los próximos dos meses estará en la residencia de verano de Castel Gandolfo, al sur de Roma.

El jueves por la noche Benedicto XVI oficializó su renuncia y, según contó Lombardi, vio en televisión las imágenes de su despedida y estaba muy satisfecho.

La jornada de hoy, continuó, la dedicará sobre todo a orar, a reflexionar y a leer las noticias. Por la tarde tal vez haga un paseo por el parque del palacio. De acuerdo con Lombardi, Benedicto XVI se llevó a Castel Gandolfo muchos libros y música.