El atacante que este martes mató a dos policías y un civil en la ciudad de Lieja era un “soldado” del grupo terrorista (EI), aseguró la agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas.

En un breve comunicado difundido a través de la red social Telegram, Amaq aseguró que el atentado fue perpetrado “en respuesta a las llamadas para atacar a los países de la coalición” internacional liderada por Estados Unidos, que lucha contra el EI en Siria y en Iraq.

Por su parte, la Fiscalía Federal de Bélgica confirmó que los primeros elementos de la investigación apuntan a un atentado terrorista del EI. “Los elementos que nos hacen pensar esto son el modus operandi, como el hecho de que el sujeto gritase ‘Alá es grande’ durante el ataque y que este había estado en contacto con personas radicalizadas”, manifestó el portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt.

El terrorista fue abatido por la policía y posteriormente fue identificado como Benjamin Herman, un belga nacido en 1987 que cumplía condena por delitos menores y había salido de la prisión momentáneamente gracias a un permiso de 36 horas.

UN MINUTO DE SILENCIO

Bélgica rindió homenaje a las víctimas del ataque. En horas de la tarde hubo un minuto de silencio, encabezado por el primer ministro Charles Michel, junto a decenas de policías y civiles con el rostro compungido y lágrimas en los ojos. Además, la selección nacional de fútbol guardó también un minuto de silencio antes de una sesión de entrenamiento en Tubize.

TENGA EN CUENTA

- Bélgica fue blanco de un doble atentado reivindicado por el EI en marzo de 2016, en el que perdieron la vida 32 personas.

- El último ataque terrorista fue en agosto de 2017, cuando un hombre de origen somalí atacó con un cuchillo a dos soldados en Bruselas.