Avión quedó parcialmente calcinado. (EFE)
Avión quedó parcialmente calcinado. (EFE)

Al menos once murieron hoy al estrellarse un avión que transportaba a paracaidistas en la región de Namur, en el sur de Bélgica, anunció el alcalde de la localidad donde ocurrió el accidente.

"El avión había despegado del aeródromo de Temploux con 10 paracaidistas y probablemente un piloto a bordo y se estrelló unos 10 minutos más tarde en un campo. Desgraciadamente todos murieron", declaró a la agencia AFP el alcalde de Fernelmont, Jean-Claude Nihoul.

"El balance es de diez u once víctimas", agregó Nihoul y explicó que dado el estado del avión es "muy difícil" dar una cifra precisa.

Según el alcalde el avión se estrelló "a unos 250 metros" de unas viviendas en Marchovelette, en la comuna de Fernelmont, cerca de Namur, y quedó "parcialmente calcinado".