Al menos 100 mil personas protestaron en Bruselas () contra las medidas de austeridad impulsadas por el nuevo Gobierno de derecha, según la Policía de ese país.

Durante las primeras horas, los manifestantes marcharon pacíficamente por las principales arterias del centro de Bruselas para protestar contra las políticas del Gobierno que elevarán la edad de jubilación, congelarán los salarios y reducirán los servicios públicos.

La violencia empañó el final de la marcha: la Policía disparó gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los huelguistas.

LAS MEDIDASLas medidas sindicales incluyen huelgas por relevo en las diferentes provincias del país en las próximas semanas y una huelga general el 15 de diciembre en todo el país.

La oposición socialista de Bélgica, los ecologistas y la extrema izquierda rechazan en particular la decisión del Gobierno de desindexar los sueldos y subsidios sociales de la evolución de precios a partir de 2015.

La otra medida criticada, por diversos sectores sindicales de Bélgica, es posponer hasta los 67 años la edad mínima para jubilarse a partir de 2030, en vez de la edad actual, que es 65 años.

Los recortes alcanzan también a sectores específicos, como la cultura, la investigación o los funcionarios. En total, el Gobierno espera ahorrar 11 mil millones de euros.