Bashar al Assad. (AP)
Bashar al Assad. (AP)

El presidente de Siria, , afirmó que el "caos y el extremismo" se apoderarían de si la comunidad internacional decide atacar a su país, al tiempo que negó haber hecho uso de armas químicas contra los rebeldes.

En una entrevista que hoy adelanta la página web del diario , Bashar aseguró que Oriente Medio es "un barril de pólvora" y que "el fuego se aproxima", por lo que alertó de la existencia de "el riesgo de una guerra regional".

"No hay que hablar solo de la respuesta siria, también de lo que podría producirse tras el primer ataque. Nadie puede saber que pasaría. Todo el mundo perderá el control de la situación cuando el barril de pólvora explote. El caos y extremismo se extenderán", resaltó Assad.

También amenazó al Gobierno de Francia con tomar represalias en su contra en caso de que la nación europea decida tomar parte en las acciones militares contra Siria.

"Tendrá repercusiones, negativas, por supuesto, para los intereses franceses", expresó.

En el caso concreto de Francia, Assad aseguró que el pueblo galo "no es enemigo de Siria", pero "la política de su Estado es hostil al pueblo sirio".

En otro momento, desafió a los presidentes de Estados Unidos, , y Francia, , a que muestren "una sola prueba" del ataque de su ejército con armas químicas.