Barack Obama en la Asamblea General de la ONU. (EFE)
Barack Obama en la Asamblea General de la ONU. (EFE)

El presidente de , , apostó hoy por la vía diplomática para lograr un acuerdo sobre el programa nuclear de , pero pidió que ese país dé pasos "transparentes y verificables".

Obama, en su intervención ante la , señaló que las declaraciones positivas emitidas por Irán en la última semana acerca de que no construirá armas nucleares "deben ofrecer la base para un acuerdo significativo".

Recordó en concreto una reciente fatua del líder espiritual iraní y una declaración del presidente, , en la que ambos se manifestaron en contra de que Irán se dote de armas atómicas.

"Estas declaraciones deben ofrecer la base para un acuerdo significativo", con una resolución que establezca el derecho iraní a la energía nuclear con fines pacíficos pero sin que obtenga armas atómicas, señaló el mandatario estadounidense.

Para ello, pidió que Irán se adhiera el Tratado de No Proliferación nuclear y que "emprenda acciones transparentes y verificables".

En este sentido, Obama dijo que Estados Unidos no busca cambiar el régimen de Irán y respeta "el derecho del pueblo iraní a un acceso pacífico a la energía nuclear", pero sí pidió al Gobierno de ese país "acciones transparentes y verificables" sobre su programa atómico.

Por ello, Obama dijo que ha pedido al secretario de Estado de EEUU, , que prosiga este camino en cooperación con la Unión Europea, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania (el grupo 5+1).

"Creo firmemente que hay que probar la vía diplomática", recalcó el presidente norteamericano.

En otro momento, instó al a aprobar una "resolución fuerte" destinada a asegurar que mantenga sus compromisos para abandonar sus armas químicas y dijo que Estados Unidos dará US$340 millones adicionales en ayuda humanitaria.

"Debe haber una resolución sólida del Consejo de Seguridad para verificar que el régimen de mantiene sus compromisos, y debe haber consecuencias si no lo hace", afirmó.

"Si no podemos acordar siquiera eso, demostraremos que la ONU es incapaz de hacer respetar la más básica de las leyes internacionales", exclamó.

"Estados Unidos está preparado para usar todos los elementos en nuestro poder, incluyendo la fuerza militar" para asegurar sus intereses en la región, advirtió, dejando la puerta abierta a una intervención en Siria, donde la guerra civil deja hasta ahora 110,000 muertos en 30 meses.