Obama describió el 2012 como el año más caluroso en la historia. (AFP)
Obama describió el 2012 como el año más caluroso en la historia. (AFP)

El presidente de Estados Unidos, , anunció este martes un plan para combatir el , que busca regular las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas e impulsar nuevas fuentes de energía limpias.

Obama llamó también a ampliar la eficiencia en el consumo energético, y liderar un esfuerzo global en contra de ese problema, mientras refuerza el territorio estadounidense contra sus efectos, especialmente en las costas, vulnerables al aumento en el nivel de los océanos.

El mandatario argumentó que los ciudadanos "ya están pagando el precio de la inacción", al describir el 2012 como el año más caluroso en la historia, que terminó afectando los cultivos agrícolas en el centro del país.

"La pregunta es si tenemos el coraje de actuar antes de que sea demasiado tarde y la forma en que responderemos tendrá un profundo impacto en el mundo que le dejaremos a nuestros hijos y a nuestros nietos", agregó Obama, quien destacó el calor de la tarde del martes en Washington para subrayar su nuevo plan ambiental.

"Como presidente, como padre y como estadounidense, estoy aquí para decirles que tenemos que actuar", enfatizó.

El gobernante señaló que pidió a la (EPA) que elaborara normas para regular las emisiones de carbono de las centrales eléctricas que queman carbón y son responsables del 40% de la contaminación por dióxido de carbono.

El nuevo plan de la también promete incrementar el consumo de energías limpias como la solar o eólica, dijo Obama, quien llamó al Congreso a acabar con los beneficios fiscales para las grandes compañías petroleras y promover las inversiones en energías limpias.

El mencionado plan se basa en tres pilares: reducir la contaminación de dióxido de carbono en EEUU, mitigar los efectos del cambio climático e impulsar un llamado internacional para discutir cómo combatirlo.

NO ES SUFICIENTEAlgunos expertos advirtieron que será difícil poner en práctica las políticas anunciadas por Obama, ya que los legisladores estadounidenses no han podido llegar a un acuerdo sobre la manera de preservar la economía y reducir la contaminación.

El consideró "modesto" el plan y advirtió que se queda corto al establecer un límite de contaminación en todo el país para el dióxido de carbono de no más de 350 partes por millón.

El experto refirió que la propuesta, que busca que Estados Unidos reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero en un 4% por debajo de los niveles de 1990 para el 2020, está por debajo de los compromisos de Estados Unidos en el marco del .

"No será suficiente para evitar el catastrófico aumento de la temperatura, según los climatólogos", agregó.