El ex presidente de pidió este miércoles que se termine con la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México, diciendo que la "crueldad" de la práctica es contraria a los ideales estadounidenses.

"Ver cómo esas familias son divididas en tiempo real nos enfrenta a una pregunta muy simple: ¿somos una nación que acepta la crueldad de arrancar a los niños de los brazos de sus padres, o somos una nación que valora a las familias y trabaja para mantenerlas unidas?", dijo Obama en un comunicado publicado en .

"Encontrar una manera de dar la bienvenida al refugiado y al inmigrante -ser lo suficientemente grande y sabio como para defender nuestras leyes y honrar nuestros valores al mismo tiempo- es parte de lo que nos hace estadounidenses", dijo el ex jefe de Estado.

Esta declaración de Obama se unió a la ola de rechazo a la llamada política de "tolerancia cero" iniciada por Donald Trump a principios de mayo, que causó la separación de más de 2.300 niños de sus padres después de cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.