Barack Obama admite torturas luego del 11 de septiembre. (AP)
Barack Obama admite torturas luego del 11 de septiembre. (AP)

Washington/AFPEl presidente de Estados Unidos, , admitió el viernes que oficiales estadounidenses han "torturado a alguna gente" luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, pero urgió a no juzgarlos con dureza.

"Incluso antes de asumir la presidencia, sabía perfectamente que justo después del 11 de septiembre hicimos cosas equivocadas. Hicimos muchas cosas correctas, pero torturamos a alguna gente. Hicimos cosas contrarias a nuestros valores", afirmó Obama durante una conferencia de prensa.

Se espera que la administración estadounidense haga público un informe desclasificado del Senado en los próximos días, que detalla supuestos abusos por parte de agentes de inteligencia contra sospechosos de pertenecer a grupos extremistas como , luego de los ataques.

Obama, quien parecía estar preparando el terreno para la difusión de este informe, añadió que el personal de inteligencia estuvo bajo una presión extrema en 2001 y después.

"La gente no sabía si habría más ataques inminentes y había mucha presión sobre nuestros cuerpos policiales y equipos de seguridad, que intentaban manejar la situación", añadió.

"Es importante que no seamos demasiado moralizantes retrospectivamente sobre el duro trabajo que estas personas tuvieron. Y muchas de estas personas estaban trabajando mucho y bajo una presión enorme, y son verdaderos patriotas", dijo.

"Pero dicho esto, hicimos cosas equivocadas y es lo que refleja el informe", añadió.

CRÍTICAS A LA CIA Hace tiempo que la (CIA) afronta críticas y acusaciones por sus técnicas de interrogatorio abusivas entre 2002 y 2006.

Además, el documento que se está por difundir generó otro escándalo esta semana, al descubrirse que la CIA se había inmiscuido en computadoras del Senado en las que se hallaban documentos clasificados sobre este tema, una información que reconoció el jefe de la agencia de inteligencia, John Brennan.

Varias voces se levantaron para pedir la renuncia de Brennan, pero Obama dijo que mantenía depositada en él su "plena confianza".