Barack Obama y Vladimir Putin durante una reunión en Enniskillen, Irlanda. (EFE)
Barack Obama y Vladimir Putin durante una reunión en Enniskillen, Irlanda. (EFE)

El presidente canceló hoy sus planes de reunirse en con su colega ruso el mes próximo, en una reprimenda diplomática poco frecuente que refleja la ira norteamericana por la decisión de Rusia de otorgarle asilo temporal al exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional .

Snowden está acusado de filtrar detalles sobre programas ultrasecretos de vigilancia del Gobierno estadounidense. Pasó varias semanas en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú antes de que Rusia le otorgara asilo por un año.

El anuncio, hecho por la , también muestra la creciente frustración dentro del gobierno de Obama por lo que considera como la terquedad de Moscú sobre otras cuestiones clave, incluida la defensa antimisiles y los derechos humanos.

Obama preveía reunirse con Putin en Moscú antes de asistir a la cumbre del G20 que tendrá lugar en septiembre en la ciudad rusa de .

"Después de una cuidadosa revisión que comenzó en julio, hemos llegado a la conclusión de que no hay suficiente progreso reciente en nuestra agenda bilateral como para celebrar la cumbre EE.UU.-Rusia a comienzos de septiembre", detalló la Casa Blanca.