(AP)
(AP)

El presidente de EEUU, , urgió hoy a tomar medidas para que las armas de guerra no sigan en las calles, durante un discurso en (Minesota), una ciudad que ha logrado reducir en un 40% la violencia armada entre sus jóvenes.

"Si hay una sola vida que podamos salvar, tenemos la obligación de intentarlo", subrayó Obama en su primer viaje fuera de Washington encaminadas a un mayor control de armas y que deben ser aprobadas por el Congreso.

El mandatario, quien dijo que "es hora" de tomar medidas "de sentido común", volvió a expresar que es necesario prohibir la posesión de armas de asalto y de cargadores de alta capacidad, así como establecer un sistema universal de revisión de antecedentes.

"Las armas de guerra no pueden tener lugar en nuestras calles, , ni amenazar a nuestros oficiales encargados de hacer cumplir la ley", remarcó Obama durante su discurso.

"No tenemos que estar de acuerdo en todo salvo en que es hora de hacer algo", anotó al poner de ejemplo lo ocurrido en Minneapolis, una ciudad que "se unió" y tomó medidas que han dado resultado para reducir la violencia entre sus habitantes.