(Reuters)
(Reuters)

Se inicia un tímido debate. El presidente estadounidense, , abogó por un mejor control de la compra de armas en su país, , que dejó 12 muertos durante el estreno de "Batman".

"Creo que muchos tenedores de armas estarán de acuerdo en que un rifle de asalto debe estar en manos de soldados y no de criminales, que pertenece al campo de batalla de la guerra y no a las calles de nuestras ciudades", dijo durante un acto en la ciudad de Nueva Orleans.

Obama pidió además que se incremente la revisión de antecedentes de los compradores de armas y elevar las restricciones para evitar que las personas con problemas mentales las adquieran.

Mientras que su contrincante demócrata a la presidencia, , se pronunció en contra de un cambio en la ley que regula la tenencia de armas, arguyendo que "a veces podemos tener la esperanza de que simplemente cambiando la ley daremos marcha atrás", Obama manifestó que se trata de adoptar políticas de "sentido común" que no deberían "causar controversia".

Hasta ahora los intentos de aumentar los controles de armas han chocado con la resistencia de la poderosa , acusada de ejercer un fuerte lobby en el Congreso estadounidense que impide que se legisle en contra de la tenencia de estas por parte de los ciudadanos de este país.