Bangladesh sufrió un nuevo ataque yihadista cuando militantes atacaron el jueves a la Policía durante el fin del Ramadán, en la capital Daca. El saldo fue tres personas muertas y cerca de 14 heridos. Todo ello a una semana de un ataque que dejó 20 muertos.

Al menos cinco sujetos atacaron a los efectivos en la ciudad de Kishoreganj con pequeñas bombas y luego los agredieron con "armas filosas", explicó el administrador jefe del distrito, Mohamad Azimudin Biswas.

Al momento del atentado, cerca de 300 mil personas se encontraban reunidas en la ciudad para hacer una oración con motivo de los festejos del Eid al-Fitr.

Un policía murió en una de las explosiones y otro fue asesinado a puñaladas. La misma suerte tuvo una mujer.En tanto, seis policías se encuentran en condición crítica y fueron llevados vía aérea a un hospital en Daca.

Los funcionarios informaron inicialmente que dos de los atacantes murieron y otros tres fueron detenidos, pero luego había confusión respecto a si uno de ellos había muerto realmente o si se encontraba hospitalizado, informó la agencia Reuters.

No hubo una reivindicación inmediata del hecho y funcionarios dijeron que no estaba claro a qué grupo pertenecían los atacantes.

El suceso es el último de una oleada de violencia que sufre el país del sur asiático de 160 millones de habitantes, que pone en peligro sus vidas y su bienestar económico.

TAGS RELACIONADOS