(AP)
(AP)

Al menos ocho personas murieron hoy en el incendio de un taller de confección en , dos semanas después del hundimiento de un edificio que albergaba fábricas textiles y que ha dejado cerca de 940 muertos, un nuevo drama que ilustra los graves problemas de seguridad en este sector clave para la economía del país.

El incendio, cuyas causas se desconocen todavía, se declaró durante la madrugada en la tercera planta de un edificio de once pisos que alberga dos talleres de confección, en el barrio de Darussalam en , la capital.

Las víctimas murieron por asfixia, atrapadas en una escalera, por el "humo tóxico emitido por ropa acrílica", dijo a la agencia AFP el director operativo de los bomberos de Bangladesh, Mahbubur Rahman.

El propietario de la fábrica de suéteres Tung Hai figura entre las víctimas pero ningún operario falleció ya que cierra por las noches, según la policía y los bomberos. "El incendio fue importante pero hemos logrado reducirlo a una planta", explicó Rahman.

Según el jefe de la policía local, Jalibur Rahman, el incendio dejó ocho víctimas, entre ellas "el propietario, cuatro empleados y dos policías". La octava no había sido identificada.

"Solo el propietario, su personal y sus amigos se vieron atrapados en una planta más alta", precisó. Tung Hai informó en su página Facebook que entre sus clientes figura la marca británica .

El gigante español , dueño de , aseguró que había hecho pedidos en el pasado pero ya no tenía ningún vínculo con Tung Hai.