(AP)
(AP)

El número de muertos por en , en el que se producía ropa para multinacionales aumentó a 543, mientras comienzan a aclararse las causas de la tragedia, informaron a la agencia Efe fuentes oficiales.

En las últimas horas los equipos de rescate han recuperado 25 cadáveres entre las ruinas del inmueble que acogía cinco talleres textiles y que se derrumbó el 24 de abril con unas 3,000 personas en su interior, dijo el portavoz del Ejército, Shahibula Islam.

De acuerdo con la prensa local, el número de fallecidos alcanzó las 550 personas.

Cuatro generadores situados en el techo del inmueble y la maquinaria industrial usada en su interior se hallan entre las causas de la mayor tragedia industrial de la historia del país asiático, ocurrida en la localidad de .

"El peso y las vibraciones de los generadores de electricidad crearon una gran presión sobre la estructura del edificio", señaló a Efe Uddin Khandaker, funcionario del Ministerio del Interior que dirige una investigación para aclarar el siniestro.

Khandaker afirmó que el uso prolongado de maquinaria pesada también debilitó la estructura de un edificio de nueve plantas pero con permiso para cinco, pensado para un uso comercial –no industrial– y construido con materiales de "muy poca calidad".

Once días después de la tragedia un número indeterminado de trabajadores continúan en paradero desconocido, probablemente sepultados bajo la enorme masa escombros, que el Ejército y otros servicios públicos continúan retirando.